Cómodo y seguro: el acceso se controla mediante una tarjeta de proximidad.

Cada usuario cuenta con una tarjeta o un llavero que, al aproximarse al lector, permite o deniega el acceso.

La lectura se realiza a varios centímetros de distancia transmitiendo datos por radiofrecuencia, lo que permite utilizar la tarjeta incluso sin sacarla de un bolso o cartera.

El administrador del sistema puede activar y desactivar las tarjetas cómodamente y atendiendo a las necesidades del acceso.


CONSULTAR ACERCA DE ESTE PRODUCTO

Completa el formulario con tus datos personales y tu consulta para solicitar más información de este producto.